Inicio Adamar / En todos los espejos

Adamar / En todos los espejos

por Redacción ACE

Adamar seguido de En todos los espejos (Ediciones Vitruvio, Madrid) Es una Antología donde María del Valle Rubio nos brinda un entrañable compendio de su poesía –hasta 2018-, El volumen se cierra aportando así al final su obra más reciente. La palabra “Adamar” puede verse como un derivado intensivo del verbo “amar”, muy afín al contenido de los libros incluidos, de “amar” sin límites. “En todos los espejos” sugiere la mirada abierta de una mujer poeta y pintora, que no deja escapar resquicio alguno de realidad, ni de corazón. El amor como dolor, como ensueño, como imposible, como real… Y así, por los senderos de los sueños, a veces, por el desencanto, otras, o por la ilusión se van tejiendo sentimientos y deseos. Y, sobre todo, porque el decir conlleva el alivio del peso de los más hondos sentimientos personales e íntimos. Una acertada cita de Saint-Exupéry (“lo esencial es invisible a los ojos”) proyecta el contenido de esta Antología de Valle Rubio, que ha buscado una vez más, pero ahora mirando “en todos los espejos” de la vida, descubrir los temas favoritos de la autora: las respuestas invisibles, al comportamiento severo o anecdótico derivado del amor y el desamor. Hay un buen repertorio de respuestas a la esencia invisible de la vida. Si estoy esperando en el andén “Mi tren que nunca llega” (“bien sé que no estoy sola…”) se desata la nostalgia de la vida; la sorpresa de un baile en solitario y algo burlón (“un hombre con sombrero/ interrumpe de pronto en mi vigilia”) nos devuelve al “deseo enmascarado”; un encuentro casual te descubre la verdad de tu pareja (“por tu forma de ser asceta y penitente renunciabas a mi”); un techo como un “retablo de imágenes” resume en múltiples instantáneas los símbolos de su vida: el hombre, el tren, la mar, el amor, la muerte… En ocasiones una carta (un “mensaje”, un “whatsApp”) que nunca llega (“la tardanza del hombre”), le anuncia la desesperanza al tiempo que le advierte, igualmente, del absurdo de ”empecinarse en sacar agua/ de pozo seco”; otras veces nos mantenemos sólo con “esperar el regreso de Ulises”, ¿…la vida como una epopeya homérica de la que siempre esperamos una respuesta satisfactoria?; o, por qué no, la llegada de la lluvia le retrotrae a la infancia (“a las horas del reloj de la niñez”) cuando “era un primor coser”, “padre (…) predicaba su verbo incontinente”, …: “¿De qué vive el amante, / si el amado le niega/ la noticia de amar/ ¿De qué pan se alimenta/ el hambriento de amor, / si no encuentra motivos/ que llevarse a la boca? (…) Vivir para morir enamorada”. Poesía encadenada espiritualmente por la palabra, con cierta pulsión melancólica. Expresiones justas, pensamiento y deseo. Ritmo y concisión en un ambiente de sensualidad y aciertos expresivos. Un desesperado canto de amor, cuyo erotismo blanco y sensual traspasa la sensibilidad y la ternura. Clasicismo y vanguardia, se dan la mano en esta obra. Es un libro sugerente y explícito, maravillosamente nuevo, cercanísimo a la encrucijada de la interpersonalidad comunicativa del siglo XXI.

María del Valle Rubio, Chucena (Huelva). Diplomada en Ciencias de la Educación por la Universidad de Sevilla. Poeta, Escritora y Pintora. Su nombre aparece en diversas Antologías y Estudios, tales como la Quinta Antología de”Adonais” (Ediciones Rialp, 1993). En el 2002, 2008 y 2012, fue finalista del Premio de la Crítica Andaluza con las obras Donde nace el desvelo, Inusitada luz, y Cibernáculo respectivamente. En noviembre de 2002, se rotuló con su nombre una calle de su pueblo natal. Libros publicados: Residencia de olvido (Premio «Barro», Sevilla 1982), Clamor de travesía (Premio «José Luis Núñez», Sevilla, 1986), Derrota de una reflexión (Premio «Florentino Pérez-Embid», Adonais, Madrid, 1986), El tiempo insobornable (Premio «Bahía», Cádiz, 1989), Museo interior (Premio Nacional «Rafael Alberti”, Cádiz, 1990), La hoguera infinita (Premio Nacional «San Juan de la Cruz», Ávila, 1992), Para una despedida (Accésit Premio «Ángaro», Sevilla,1994), Sin palabras (Premio «Rosalía de Castro», Córdoba, 1996), Acuérdate de vivir (Premio «Antonio Machado», Sevilla, 1998), Media vida (Premio Nacional «Ciudad de Alcorcón», Madrid, 1999), A cuerpo limpio (Premio Internacional «Ciudad de Jaén», 1999), Donde nace el desvelo (Premio «Antonio González de Lama», León 2001). Inusitada luz (Dip. De Huelva, 2007). Cibernáculo (Ed. Vitruvio, Madrid, 2011), Donadío (Ed. En Huida, Sevilla, 2014). Como si fuera cierto (Ed. Vitruvio, Madrid, 2016), Adamar seguido de En todos los espejos (Ed. Vitruvio; Madrid, 2018)