Inicio Noticias Medidas planteadas por ACE al Gobierno por la crisis del Covid 19

Medidas planteadas por ACE al Gobierno por la crisis del Covid 19

por ACESCRITORES
© REDACCIÓN ACE
El pasado 17 de abril, en el marco de una serie de encuentros por videoconferencia de la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el Ministro de Cultura y Deporte, Rodríguez Uribe, con distintos sectores del mundo de la cultura, se celebró una reunión de representantes de la cadena del libro. Por los escritores estuvo ACE, representada por su presidente, Manuel Rico. A continuación reproducimos el documento que fue entregado a ambos ministros y en el que se reflejan las medidas que ACE considera necesario implementar en tres fases: de emergencia, de desescalada y vuelta a la normalidad y de estrategias de futuro.

PROPUESTAS DE ACE PARA PALIAR LOS EFECTOS DE LA CRISIS DEL COVID 19

La crisis sanitaria está teniendo un impacto de gran alcance en el –ámbito de la cultura, de manera muy especial entre los distintos profesionales de un sector multifacético, complejo y en el que se interrelacionan necesidades diversas y disciplinas con necesidades técnicas y contractuales también diversas.

Para los escritores, traductores y autores dramáticos ese impacto se focaliza en la industria o el sector del libro, un sector en el que como profesionales nos encontramos al principio y al final de una cadena que completan editores, distribuidores, libreros y bibliotecas. El proceso va del autor, donde nace la obra, a la librería o a la biblioteca, un final que se traduce en ventas y, por tanto, en remuneración por derechos de autor. Sin autores no hay cultura, pero sin editores, libreros, distribuidores, etc… no hay posibilidad de que que el autor traduzca su trabajo en ingresos.

Las Administraciones, tanto el Ministerio de Cultura y las direcciones generales del Libro y de Fomento de la Lectura como la de Industrias Culturales, como el conjunto de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, son también agentes decisivos en la industria del libro y en la labor de los escritores: desde las ayudas y subvenciones a entidades y a autores pasando por la presencia remunerada en colegios e institutos, las mesas redondas y lecturas en centros culturales y en bibliotecas o la compra de libros a las editoriales para dotar a las bibliotecas públicas, de ellas dependen, en buena parte, los ingresos de escritores, traductores y atores dramáticos.

Sus ingresos como profesionales de la cultura tienen por tanto tres fuentes: 1) Privada, por remuneración por derechos y otras actividades conexas: colaboraciones en prensa, en revistas, etc…; 2) Pública, a través de la presencia de los distintos niveles de la Adminitración en la cultura. 3) Mixta, a través de Fundaciones, Obras Sociales de Cajas y Bancos u otras instituciones similares.

CONSECUENCIAS DE LA CRISIS SANITARIA EN LA LABOR DE LOS ESCRITORES

A lo largo del período de cuarentena: se han cerrado las librerías, se han suspendido o aplazado los lanzamientos y la distribución de novedades literarias, las presentaciones de libros, las mesas redondas, las jornadas, los jurados literarios, lo contratos de edición o de traducción y las presencias remuneradas en colegios, institutos y universidades dependientes de las Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas. Es una situación que afecta de un modo similar por no decir casi idéntico a los autores y autoras de literatura infantil y juvenil.

Eso ha supuesto unas pérdidas notables para todos los protagonistas de la cadena del libro sin excepción. Para los autores, las pérdidas más notables porque suponen el medio esencial de supervivencia, lo están siendo para aquellos que, en su condición de autónomos, perciben sus ingresos fundamentales (con los que han de hacer frente a todos los gastos que conlleva la vida cotidiana, a los impuestos y al pago de sus cotizaciones a la seguridad social) de la actividad literaria o cultural y de derechos de autor. Y a lo largo de los meses de marzo y de abril sus ingresos se reducirán entre un 70 y un 100 %.

En el estudio del Libro Blanco del Escritor elaborado por ACE en 2019 se evaluó que un 16,4 % de los autores de nuestro país (escritores y traductores) viven en exclusiva de la literatura (de derechos de autor y de las actividades relacionadas con su actividad arriba mencionadas).

Para computar el número de escritores realmente existentes en nuestro país (con y sin dedicación exclusiva) es obligado acudir al más completo “censo”. Es el número de autores asociados a CEDRO: al día de hoy son en total 25.061. Aplicando el porcentaje del estudio arriba citado, se dedican sólo a la actividad literaria y a labores conexas 4.110 autores.

Las Administraciones, tanto el Ministerio de Cultura y las direcciones generales del Libro y de Fomento de la Lectura como la de Industrias Culturales, como el conjunto de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, son también agentes decisivos en la industria del libro y en la labor de los escritores

LAS MEDIDAS QUE PROPONEMOS

En el presente documento nos centramos ante todo en el colectivo de escritores, traductores y autores dramáticos y no en los profesionales del resto de la cadena (aunque subrayemos algunas medidas para editores y libreros) por considerar que todas las ayudas y acciones que vayan a favor de editores, libreros y distribuidores van también a favor de los autores.

Estas medidas las demandamos del Ministerio de Cultura y Deporte, de Acción Cultural Española y de las Consejerías de Cultura de las Comunidades Autónomas. También a los ayuntamientos. Todas las administraciones deben coordinar un Pacto por la Cultura.

En el marco de ese Pacto consideramos imprescindible la creación de una MESA DE LA INDUSTRIA DEL LIBRO formada por editores, distribuidores, libreros, escritores y traductores junto al Ministerio de Cultura y Deporte que defina 1) Medidas de emergencia; 2) Proceso de “desescalada de la crisis sanitaria y vuelta a la normalidad”. 3 Medidas estratégicas de relanzamiento del sector.

MEDIDAS DE EMERGENCIA

Si se tiene en cuenta el ingreso medio por derechos de autor de los escritores de 6.325 euros/año y el de las actividades culturales y de formación que el colectivo recibe de estas (aproximadamente un 8%) podemos estimar el perjuicio de la presente crisis en más de 1.700 euros por escritor en el trimestre.

  • Si consideramos que el número de escritores, traductores y dramaturgos, es necesaria la creación de un Fondo de solidaridad de 7 millones de euros que permita compensar las pérdidas de los tres meses de inactividad. El Fondo se nutrirá de recursos del Ministerio de Cultura y de las Consejerías de Cultura de las Comunidades Autónomas.
  • En ese fondo podría contemplarse, en su caso, una dotación extraordinaria a las sociedades de gestión de derechos de propiedad intelectual para que estas puedan atender situaciones de necesidad de autores y traductores en situación de vulnerabilidad (el uso de nuestras obras ha disminuido en los espacios públicos, pero aumenta significativamente en línea)
  • Establecimiento de una mesa sectorial, con arbitraje de la DGL, para el control y mediación en caso de impagos o de retrasos en los pagos de contratos apalabrados antes de la declaración del estado de alarma.
  • Escritores, traductores y autores dramáticos en régimen de Autónomos:
  • Aplazamiento del pago de la cuota del RETA durante el período que dure la inactividad.
  • Reducción drástica y transitoria de las tarifas de autónomos durante el tiempo que dure el Estado de Alarma. Desgravaciones fiscales equivalentes al tiempo de suspensión de la actividad.
  • Acceso a las ayudas a Autónomos contempladas en el Decreto del Gobierno reduciendo sensiblemente el volumen de pérdidas del 75%.
  • Reconocimiento del derecho a percibir prestación por desempleo por parte de aquellos cotizantes a autónomos que lo soliciten.
  • Desbloqueo, con su pronta publicación, de las ayudas a la creación de 2019 y abono de sus importes a los beneficiarios.
  • Convocatoria urgente de las ayudas a la creación correspondientes a 2020 de un modo similar a lo que ha ocurrido con los 50 millones de euros desbloqueados correspondientes a las subvenciones al Deporte.
  • Convocatoria de las ayudas y subvenciones al sector del libro para autores y traductores en las Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales y, en su caso, de los ayuntamientos. En este último caso, con un acuerdo con la FEMP.

En el marco de ese Pacto consideramos imprescindible la creación de una MESA DE LA INDUSTRIA DEL LIBRO formada por editores, distribuidores, libreros, escritores y traductores junto al Ministerio de Cultura y Deporte que defina 1) Medidas de emergencia; 2) Proceso de “desescalada de la crisis sanitaria y vuelta a la normalidad”. 3 Medidas estratégicas de relanzamiento del sector.

DE «DESESCALADA» Y VUELTA A LA NORMALIDAD
  • Programa especial de asistencia y animación a las distintas ferias del libro aplazadas, intensificación del programa de presencia de escritores en organismos educativos públicos, con preferencia para los autores con libros que estaban en proceso de lanzamiento cuando se produjo el cierre de las librerías.
  • Abono de los honorarios, becas u otros pagos de las actividades programadas por las administraciones públicas que se han tenido que cancelar.
  • Campaña de reanimación de las ventas de libros en los medios de comunicación públicos, dando eespecial relieve a TVE y a RNE y a sus distintas cadenas. Una gran campaña de fomento de la lectura y de la compra de libros. Tanto en el ámbito de la literatura para adultos como, de manera muy especial, de literatura infantil y juvenil.
  • Estudio de soluciones como la celebración, una vez superada la crisis sanitaria, de los actos dependientes de las distintas administraciones en los que había autores contratados y que han sido suspendidos. Manteniendo la remuneración comprometida
  • Elaoración y puesta en marcha de un programa, de acuerdo con las Comunidades Autónomas, de «Encuentros con escritores y escritoas»  en los centros escolares y en las bibliotecas especialmente diseñado para niños y adolescentes para la promoción de la literatura infantil y juvenil.
MEDIDAS ESTRATÉGICAS. RELANZAMIENTO DEL SECTOR.
  • Hacer real la compatibilización de derechos de autor con cobro de pensión, incorporando al Decreto Ley de Abril de 2019 la compatibilidad con la pensión de clases pasivas, la pensión no contributiva y la de incapacidad permanente.
  • Establecimiento de una interlocución estructurada entre Gobierno, Parlamento y entidades del sector para afrontar, cuando cese el estado de alarma, planes tanto para la reactivación del sector editorial a corto plazo como para el desarrollo del Estatuto del Artista, para garantizar que ningún trabajador del sector esté desamparado ante la ley.
  • Firmas para licenciar a las Administraciones Públicas para el uso de libros, revistas y prensa con CEDRO. De este modo se compensaría algo el efecto de la crisis sobre autores y editores.
  • Remuneración por préstamo público bibliotecario. Tras la modificación del artículo 37 en la última reforma de la LPI, sería recomendable que tanto desde el Ministerio de Cultura como desde la FEMP se impulse una corriente a favor del cumplimiento por parte de las administraciones públicas, diputaciones e instituciones que cumplen sus funciones, de este derecho de autor puesto que a la fecha no se está haciendo efectivo en la mayor parte del país.
CONTRIBUCIÓN ENTIDADES DE GESTIÓN DE DERECHOS.
  • Creación, en colaboración entre CEDRO y el ministerio de Cultura, a través de la Dirección General del Libro, de un fondo de emergencia para atender necesidades básicas de los autores en el que la entidad de gestión de derechos pondría una cantidad significativa. Formaría parte del Fondo general aludido al principio del documento de 7 millones de euros.
MEDIDAS RELACIONADAS CON OTROS SECTORES DE LA INDUSTRIA DEL LIBRO
  • Medidas de ayuda a librerías, editoriales, imprentas y distribuidoras asignando partidas presupuestarias para proporcionar liquidez a las librerías, dado un carácter prioritario a la compra  por parte del Estado, de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos, con carácter urgente, de fondos para bibliotecas, tanto en el ámbito de la literatura de adultos como en literatura infantil y juvenil, favoreciendo a las más vulnerables y siguiendo la lógica de la cadena del libro comprando directamente a las librerías y prestando especial atención a las novedades, previstas para su distribución y lanzamiento en los meses de marzo y abril.
  • Acceso a líneas de crédito oficial o de fondos para cubrir la ausencia de ingresos, lucro cesante o el pago de préstamos, facilitando la demora en los pagos de los préstamos.
  • Bonificación fiscal a empresas, profesionales y entidades del sector editorial, como reducción del IBI y su no devengo para los locales/sedes de empresas vinculadas al sector editorial y que se han visto obligadas a parar su actividad durante el estado de alarma. Las ayudas estarán condicionadas al compromiso de las editoriales de no empeorar las condiciones laborales de sus colaboradores.
  • Impulso de una campaña de apoyo a las librerías promoviendo, en primera instancia la venta online (mientras se mantengan cerradas) y, en la perspectiva de su apertura, la asistencia masiva a ellas, animando a la compra de libros. Creación del Bomolibro respaldado por el Ministerio de Cultura y Deporte.

PROPUESTAS ESPECÍFICAS PARA LOS AUTORES DRAMÁTICOS (Elaboradas por Autoras y Autores de Teatro- AAT, sección autónoma de la Asociación Colegial de Escritores)

Siendo conscientes de las limitaciones competenciales del INAEM, organismo autónomo del Ministerio de Cultura, aportamos dos tipos de medidas: aquellas que pueden ser asumidas directamente por el Organismo, y aquellas otras que requieren su papel como mediador y coordinador de acciones con las CCAA y ayuntamientos.


1.- Propuestas de acción directa del INAEM:

  • 1.1.- Incremento del número de encargos de escritura de textos del Programa “Nuevas Dramaturgias”, que se realiza en colaboración con la Muestra de Alicante, eliminando la limitación de la edad.
  • 1.2. Convocatoria del Certamen Calderón de la Barca.
  • 1.2. Incremento del número de encargos de escritura por parte del CDN, al que se le solicita, igualmente, recupere, de forma prioritaria, las producciones de autoría española contemporánea. De no poder ser así, se pide que, en la medida de lo posible, se abone el equivalente a los derechos de autor de las obras suprimidas pero que habían sido anunciadas. Además, se solicita que, en las dos próximas temporadas, la programación se centre en exclusividad en dramaturgia española contemporánea. Esta misma solicitud se aplicará a las adaptaciones realizadas para los espectáculos de la CNTC.
  • 1.3.- Siguiendo su línea de actuación, se solicita que el CDN encargue talleres de escritura a dramaturgos de probada solvencia, no sólo para impartirlos en sus sedes, sino en colaboración con otras actividades públicas y privadas.
  • 1.4.- En este mismo sentido, estaría bien se programaran talleres de dramaturgia fuera de nuestro país en colaboración con el Instituto Cervantes, la AECID y ACE.
  • 1.5.- En la convocatoria de subvenciones de 2020, se deberían priorizar (mediante una mayor puntuación) la gira o producción de aquellas
    producciones que se basan en la dramaturgia española contemporánea, a la vez que se garantiza un porcentaje de la cuantía recibida por la empresa (o asociación) para el autor.
  • 1.6.- Dado que muchos dramaturgos dedican parte de sus esfuerzos a la docencia, se podría convocar una nueva línea de ayudas a la que pudieran acceder entidades privadas para potenciar estos cursos o bien encargar a los dramaturgos la elaboración de materiales on line que permitieran recuperar las clases perdidas, a la vez, quizá, que potenciar el buen quehacer dramatúrgico de nuestros autores, dentro y fuera de nuestras fronteras.
  • 1.7.- Respecto al programa PLATEA, se debería intentar la recuperación de las funciones perdidas, pero en caso de dificultad, priorizar las de dramaturgia española contemporánea.
  • 1.8. Respecto a la subvención a la AAT, que no se reduzca la cuantía pese a que, por el decreto de alarma, la actividad de la asociación se va a ver mermada.

2.- Propuestas al INAEM para que ejerza de mediador:

  • 2.1.- Requerir a la SGAE la urgente liquidación de los derechos de autor pendientes.
  • 2.2. Petición a las Comunidades Autónomas (CCAA) y a los Ayuntamientos (a través de la Federación Española de Municipios y Provincias) para que
    • a) convoquen ayudas/becas/encargos de escritura de textos;
    • b) convoquen los premios teatrales, entre ellos los de escritura dramática, como en un ejercicio económico              regular;
    • c) en los circuitos, festivales y programación de teatros públicos, de titularidad autonómica o dependientes de las administraciones locales, se intente recuperar la programación, pero ante la imposibilidad, se priorice los espectáculos de dramaturgia española contemporánea. Esta misma petición se realizaría a los teatros          públicos, centros dramáticos o asimilados, que tienen capacidad de producir;
    • d) las convocatorias de subvenciones de las CCAA prioricen los espectáculos basados en dramaturgia española contemporánea;
  • 2.3. Solicitud de una atención especial hacia la dramaturgia española contemporánea por parte de otras Direcciones generales del Ministerio de Cultura.

En Madrid, a 16 de abril de 2020

 

Artículos Relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies