Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros en España 2017

Como cada cierto periodo de tiempo la Federación de Gremio de Editores nos ofrece un barómetro de hábitos y compra de libros en España durante 2017, bajo el patrocinio de Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, CONECTA. y Leer te da más vidas (Plan de Fomento de la Lectura).

 

A continuación destacamos algunos de los aspectos más relevantes del informe.

MEJORAN LOS ÍNDICES DE LECTURA EN ESPAÑA

 

  • Se incrementa el número de lectores de libros en España hasta el 65,8%. El 59,7% de los españoles lee por ocio en su tiempo libre, al margen de por trabajo o estudios
  • Las mujeres leen más libros, revistas y redes sociales. Los hombres más prensa, cómics, webs, blogs y foros online.
  • La falta de tiempo sigue siendo el principal argumento de los no lectores para explicar su falta de hábito (47,7%).
  • Madrid sigue siendo la comunidad con mayor índice de lectores. Navarra, La Rioja, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía son las comunidades autónomas que desde 2011 registran un mayor crecimiento de la lectura de libros en tiempo libre.
  • El 76,3% de los españoles mayores de catorce años leen algún tipo de contenido en soporte digital, 18 puntos más que en 2012. La lectura de libros en formato digital es menor que la de prensa o redes sociales, pero crece de manera significativa: del 11,7% de 2012 al 27,2% en 2017.
  • El 40,3% de la población sólo lee en papel, mientras que un 20% ya lee libros en su tiempo libre en soporte digital.
  • El lector digital es un lector más intensivo, lee una media de 16,7 libros al año, frente a los 11,6 del lector que sólo lee en papel.
  • La lectura en menores tiene un gran protagonismo. El 80% de los jóvenes entre 10 y 14 años son lectores frecuentes. A partir de entonces se reduce el porcentaje de lectores y crece el peso de la lectura digital.
  • El 80% de los libros digitales se obtuvieron de forma gratuita. Únicamente un 29,5% de los entrevistados señalaron que obtenían libros digitales pagando por ellos.
  • Aumenta ligeramente la proporción de compradores de libros (61% frente al 56% anterior) pero disminuye la compra media, de 10,9 libros frente a 9,4 libros. Los compradores prefieren acudir a las librerías para ello.
  • Mejora la valoración de las bibliotecas en prácticamente todas las comunidades, pero desciende el servicio de préstamo.

Descargar el documento completo en pdf.