José Luis Muñoz

El rastro del lobo

Traspiés, 2017

Aribert Ferdinand Heim, conocido como el Carnicero de Mauthausen o Doctor Muerte, fue uno de los mayores criminales de guerra nazis, que, como su colega el doctor Mengele, burló la acción de la justicia. Joachim Schoöck, un policía de Stuttgart, dedica casi toda su vida a seguir el rastro de ese lobo solitario, implacable y de una crueldad extrema (la obsesión de Heim era establecer los límites del dolor físico) que dejó falsas pistas por medio mundo, murió muchas veces, y renació otras tantas, y tuvo una infinidad de identidades ayudado por los miembros de Odessa.

Compra Online

José Serna Andrés

Ciclo de vuelos bajos

Amarante, 2017

Según el autor, José Serna, la vida es un ciclo de ausencias y presencias, de luces y pérdidas, guedejas de un tiempo que se alimenta de los sueños y que, cuando lo acarician los labios del beso, no se arrepiente de haber nacido. Estos ciclos son de vuelos bajos porque una poesía de la existencia y de la experiencia tiene siempre los pies cercanos a la tierra, aunque no deje de mirar al cielo.

Compra Online

Delfín Nava Castillo

Los laberintos de Mnemósine

Apeiron Ediciones, 2017

Aun la existencia más anodina encierra secretos. Delfín Nava Castillo intenta llevar los suyos a la tumba. “Los demás”, afirma, “deben procurar ocultar ocultar los suyos”. Y añade: “Otros los ahogan en los ríos de los paraísos artificiales. Sin embargo, a veces, lo insospechado se revela, porque esos momentos cruciales que modificaron el rumbo de la vida dejan cicatrices en el alma que hacen imposible el olvido a pesar del tiempo; y, de cuando en cuando, se abren y supuran, incluso perdurando en los laberintos de la memoria extraviada, hasta el último suspiro”. Palabras escritas por el autor a propósito de Los laberintos de Mnemósine, narración con la que obtuvo el Premio Gregorio Samsa de novela breve.

Compra Online

Miguel Veyrat

Diluvio

La Isla de Siltolá, Sevilla, 2018

Escribir es un tipo de regreso. Y no hay regreso que se construya en el paisaje apacible del trazo. El trazo de lo escrito no es más que un resto de lo extinto, una manera de ser duelo, ausencia.

En este Diluvio de Miguel Veyrat encontré ese camino trazado en la ceniza y el agua. Pero un camino que parte de lo que no sabemos, de esa parte de nuestras palabras que no dice porque no podemos construirla. Porque existe otro lenguaje, el lenguaje que va más allá de lo dicho.

En este libro también cae la sintaxis, se descomponen las palabras para resonar dentro. Los versos de este libro se parecen a las piedras tiradas a los ríos. Las ondas que se ven son trazos de presencia. Las palabras que se ven aquí son trazos de existencia y el poeta nos las muestra de manera honesta. Por ello, hay también ausencia de puntuación, de pausas. Todo se precipita, cae sobre nosotros, nos quema. Es una sensación hermosa. Escribir convertido todo en agua. Eso ocurre en este libro.

Aquí hay un libro abierto hacia el diluvio. Recojamos en él los fragmentos de aquello que nos dice. Pocas veces nos encontraremos ante un paisaje donde la quiebra sea la única manera de nombrarnos.

  Marta López Vilar (autora del prólogo)

 

Compra Online

Carmen Gallardo

La reina de las lavanderas

La Esfera de los Libros (Ed. bolsillo), 2018

María Victoria dal Pozzo nació entre algodones en 1847 en una familia de la nobleza de Turín. Cuando murió su padre, su madre perdió el juicio y se negó a enterrarlo. Pasó las noches velando el cuerpo acompañada de sus dos hijas. La menor murió un mes después de tifus y de pena. La mayor vivió en el luto y el silencio hasta que se casó con el príncipe Amadeo de Saboya. Los enredos del destino y los intereses políticos de las potencias europeas sentaron a la pareja en el trono de España, tras la expulsión de Isabel II, desde 1871 a 1873.

María Victoria fue una reina efímera, desconocida, culta y virtuosa en un país convulso e inestable. Extranjera en una tierra que no supo valorarla, soportó los amoríos de su marido, las humillaciones de la aristocracia y el perpetuo temor a un atentado. Aun así, se entregó a la sociedad que la rechazaba y fundó la primera guardería, el asilo de las lavanderas. Pocos días después de dar a luz a su último hijo, perdió la corona. Murió a los veintinueve años en Italia consumida por la tuberculosis.

Con pasión por los detalles, rigor histórico y finura psicológica, esta novela de Carmen Gallardo la rescata del olvido y se sumerge en los abismos de su alma para expresar todo lo que sintió y nunca dijo sobre el amor, la soledad y el sacrificio.

Compra Online

Javier Lostalé

Cielo

Vandalia-Fundación Lara, 2018

Profundamente humana, la poesía meditativa de Javier Lostalé nunca opera de manera abstracta, sino yendo a beber a lo real, haciendo de lo real el punto de partida y de llegada de cualquier reflexión. En Cielo, el poeta lleva a cabo un proceso de sublimación, de concentración expresiva, que si ya era perceptible en sus libros anteriores, aquí adquiere toda su plenitud. En él la desnudez, la depuración son primordiales. Ya no asistimos de forma explícita a la carga autobiográfica, sino que todos los elementos están sometidos auna prueba de despojamiento, de esencialidad, de reducción de la anécdota respecto al significado simbólico que esa anécdota concita. El amor, la muerte, el tiempo, la soledad, la vida que se vivió y la que no se vivió, se escriben aquí con un lenguaje tenso y bello, de enorme carga emocional. A veces leemos estos poemas como un ajuste de cuentas del poeta consigo mismo, otras como las palabras que forman un testamento. Lostalé se mira en el espejo de los años y ve que las heridas y las pérdidas son las líneas que forman su rostro, perosobre todo aquel que ya no está, el que murió, el que se sepultó en la sombra.

Compra Online

Víctor López García

Longevidad extrema: un desafío existencial

Grupoeditorial33 , 2017

Víctor López García, médico gerontólogo y vicepresidente de UDP Madrid, es el autor del libro Longevidad extrema: un desafío existencial, una guía humanista y muy completa para que las personas mayores, que alcanzan unas edades muy avanzadas, puedan seguir disfrutando de la vida en sus diferentes facetas: amistad, familia, cultura, paseos, arte, viajes…

Abordar el tema de la longevidad extrema y la muerte como su terminación, resulta muy difícil y doloroso para las personas. El autor de este ensayo ha procurado darle al tema un enfoque holístico, humanista y consolador, aportando todos aquellos matices positivos.

En este libro, se describe, paso a paso, el recorrido de la vida humana como “un todo, y un continuum imparable, que desembocará irremisiblemente en la muerte, como lo hace el río muriendo en el mar… y se describen todas las posibilidades que tienen los ser humanos para que la vida transcurra de una manera feliz y altamente positiva, y finalice como un ejemplo testimonial, digno y memorable, para los seres queridos y para las demás personas y, sobre todo, para conseguir que el tránsito de la vida terrenal al más allá se produzca sin apenas sufrimiento, con esperanza, calma y serenidad”, explica López.

El autor, en definitiva, trasmite cómo poner en práctica el arte de vivir y envejecer bien e intentar que la vida culmine en un final lleno de sosiego, madurez y trascendencia positiva. “Cada lector  habrá de encontrar su propio camino que le conducirá a su envejecimiento óptimo y a una despedida de la vida lo más dulce y serena posible”, añade. En cualquier caso, la longevidad extrema “es un privilegio extraordinario, que permite gozar de muchos alicientes que la vida ofrece”.

Compra Online

Miguel Ángel Yusta

Ayer fue sombra

Lastura, 2017

Ayer fue sombra huye de esa imagen de la niñez como paraíso, como patria feliz de la inocencia, la verdad y la belleza. Nos muestra, por el contrario, la dura infancia de los niños que habitaron la posguerra española, niños hambrientos y escuálidos, a los que les robaron la “dulzura de los años irreparables” que decía Jorge Guillén, y el derecho a la ociosidad, a ser perezosos, divertidos,  absurdamente felices y despreocupados. La dictadura destrozó para siempre la infancia de los hijos de los vencidos, e incluso la de sus propios hijos… Crecieron en un mundo de miedos y verdades a medias, de infamias y mentiras. Aquellos niños y niñas que vivieron el franquismo sufrieron la pésima educación nacionalcatólica, basada en la falta total de rigor científico o histórico, de espíritu crítico y de libertad. Formar ciudadanos afines al régimen y extirpar la semilla de la educación laica e igualitaria que habían sembrado las escuelas durante la República, fue el principal objetivo del régimen franquista. Aquella infancia se formó con el “arriba España”, “las montañas nevadas”, “el enemigo infiel”, “la pertinaz sequía”, “el ademán impasible”; siempre con el brazo en alto y dispuesta a “llevar flores a María” o a cantar el “cara al sol”. Con una enorme valentía y una perfecta factura poética Miguel Ángel Yusta se enfrenta al fantasma de ese recuerdo que forma parte de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que seremos, porque olvidar es borrar las huellas y quedarse más huérfano aún, perdido en un limbo que ignora el pasado y no sabe hacia dónde caminar. Desde los versos del poeta, los niños de la posguerra nos miran deseosos de ser escuchados, de ser tenidos en cuenta, de que nadie pase página sin haberla leído antes”. (Marisa Peña, fragmento del prólogo)

Compra Online

Delfín Nava Castillo

Fulgor de atardecer de otoño

Apeiron, 2017

En Fulgor de atardecer de otoño su autor desgrana, a modo de antología (236 pág.), una parte de su poesía amorosa, la correspondiente a los años 2012 y 2013.

Ya no recordaba el rojo aroma de la sangre
ni mis manos guardaban memoria de  la carne.

Un largo letargo de cenizas
alfombraba mis noches y mis días.

Nadie venía por el sendero del amanecer
y el estramonio punzaba de verde las cunetas.

Pero en el otoño, cuando reverberan las nieves en las cumbres,
se desató en el valle una tormenta de verano;
y, en mis dedos, han comenzado a brotar las primeras margaritas
de la primavera de este invierno.

Compra Online